Attorney General Pam Bondi News Release
February 24, 2011
Media Contact: Jenn Meale
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Asistente de terapia ocupacional del condado de Citrus arrestado por estafar a Medicaid en más de $450,000

TALLAHASSEE (FL) – La procuradora general, Pam Bondi, anunció que durante una redada llevada a cabo por la fuerza especial nacional para detener el fraude en colaboración con la policía federal, un asistente de terapia ocupacional del condado de Citrus resultó detenido por supuesta estafa contra el programa Medicaid de Florida en más de $450,000. Patrick Timothy Crisler fue arrestado por la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid y por los agentes especiales del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. de la Oficina del Sheriff del condado de Citrus. Crisler fue el Presidente de la empresa de terapia ocupacional Active Life Rehab Inc. ubicada en Inverness.

“Quienes cometen fraude contra Medicaid roban dólares destinados a la atención básica de la salud a nuestros ciudadanos que, en realidad, necesitan los servicios médicos”, dijo la procurador general Bondi. “Nuestra Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid continuará persiguiendo en forma agresiva a los delincuentes para proteger estos recursos financiados por los contribuyentes".

Los investigadores de Fraudes contra Medicaid y los agentes federales descubrieron que el acusado facturaba al programa por terapia ocupacional y fisioterapia sin la supervisión debida a beneficiarios de Medicaid, en violación directa de la ley de Florida, las reglamentaciones del Departamento de Salud de Florida y las normas del programa Medicaid. Durante unos cinco años, Active Life Rehab Inc., continuó facturando reclamaciones falsas al programa Medicaid por estos servicios por un monto de $1,281,000 y posteriormente, recibió más de $450,000 en reembolsos de Medicaid por estas reclamaciones falsas.

Patrick Crisler está acusado de fraude en atención de la salud en violación del Código de Estados Unidos, Título 18, Sección 1347. Si lo declaran culpable, enfrenta una multa y hasta 10 años de prisión. La causa está a cargo de la Oficina del Fiscal General de Estados Unidos para el Distrito Medio de Florida.