Attorney General Ashley Moody News Release
July 29, 2020
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

La procuradora general Moody insta a que se apruebe ley para detener las ganancias del Régimen Cubano para luchar contra la trata y el tráfico de personas

TALLAHASSEE, Fla.—La procuradora general Ashley Moody, presidenta del Consejo Estatal contra la Trata y el Tráfico de Personas, insta a los líderes del Congreso a que tomen medidas para detener la trata y tráfico de los trabajadores de atención médica de Cuba: muchas de estas víctimas ahora viven en Florida. La procuradora general Moody hoy envió una carta a los senadores de Florida Marco Rubio y Rick Scott, Sdor. James E. Risch de Idaho, Sdor. Bob Menendez de Nueva Jersey, Sdor. Lindsey Graham de Carolina del Sur y Sdor. Ted Cruz de Texas en apoyo a la ley Cut Profits to the Cuban Regime Act [CPCR, por sus siglas en inglés (Ley para Detener las Ganancias del Régimen Cubano)]. La Ley CPCR tiene el objetivo de detener la trata y el tráfico de personas de los profesionales de la salud de Cuba a través del programa de misiones médicas en el extranjero.

La procuradora general Ashley Moody dijo: “Como procuradora general, una de mis prioridades principales es detener la trata y el tráfico de personas. Si bien mis esfuerzos han incluido trabajar con las fuerzas de seguridad para abordar la explotación sexual forzada, la trata y el tráfico de personas adopta muchas otras formas, incluidos el trabajo forzoso e inhumano. Miles de profesionales médicos cubanos en la actualidad son enviados al extranjero por sus servicios y sus salarios son destinados a beneficiar al gobierno comunista cubano. No podemos permanecer de brazos cruzados mientras este régimen continúa abusando de sus ciudadanos y explotándolos. Debemos actuar ahora para detener esta forma moderna de esclavitud orquestada por el gobierno cubano”.

Para acceder a la carta, haga clic
aquí.

Según el Informe Anual más reciente sobre Trata de Personas del Departamento de Estado de EE. UU., Cuba continúa estando en el nivel más alto de preocupación en temas relacionados con la trata. El gobierno cubano continúa obligando a los profesionales médicos a ir a más de 60 países a través del programa de misiones médicas en el extranjero. Los países participantes envían los salarios directamente al gobierno cubano y dejan a los profesionales de la salud con muy poca compensación o sin compensación por los servicios brindados. La explotación de profesionales médicos cubanos es una de las fuentes de ganancias más grandes del régimen y financia la seguridad y al ejército cubano a la vez que le proporciona apoyo financiero al régimen de Maduro en Venezuela.

Se cree que los regímenes de Cuba y Venezuela no son los únicos grupos que obtienen ganancias del tráfico de profesionales médicos cubanos. Según la demanda presentada en la acción civil federal por los sobrevivientes, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), una afiliada de la Organización Mundial de la Salud (OMS), recolectó más de $ 75 millones de la explotación de personal médico cubano trabajando en Brasil al funcionar como intermediaria entre el gobierno de Brasil y el de Cuba. El arreglo dio como resultado que el régimen de Cuba se quedara con el 85 % de los salarios de los trabajadores médicos y la OPS retuviera un 5 % como honorarios de intermediación, dejando para los médicos y a las enfermeras que brindaban asistencia solo el 10 % o menos de los salarios ganados.

Si se aprueba, la Ley CPCR proporcionaría a los países receptores del programa de misiones médicas en el extranjero un incentivo para pagar los salarios del personal médico cubano de manera directa, evitando que el régimen continúe obteniendo ganancias del trabajo forzoso. La ley también garantizaría que el proceso por el cual se envía a los profesionales médicos cubanos al exterior fuera transparente, alentando a los comités anfitriones a evitar que el gobierno cubano utilice tácticas forzosas e inhumanas para obtener ventaja sobre sus profesionales médicos.