Attorney General Ashley Moody News Release
January 31, 2019
Contact: Kylie Mason
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Prohibición permanente para compañía que vendía seguidores falsos en Twitter

TALLAHASSEE, Fla.— La procuradora general Ashley Moody anunció hoy que a una compañía que vendía seguidores falsos en Twitter a celebridades, atletas profesionales, comediantes, actores de televisión, entre otros, se le prohibió esa práctica de manera permanente. La prohibición de por vida es el resultado de una investigación de la compañía Devumi, que trabajaba con redes sociales, llevada a cabo por la Oficina de la Procuradora General de Florida. La compañía, que antes tenía su sede en Palm Beach, vendió cientos de millones de seguidores falsos, denominados bots, a aproximadamente 200,000 clientes de todo el país.

La procuradora general Ashley Moody dijo, “El fraude en las redes sociales es un engaño grave y puede dar a los usuarios una influencia injustificada. Con el uso de bots, se induce a los consumidores a creer que un producto, persona o mensaje es mucho más popular de lo que es en realidad. Resulta obvio decirlo, pero no crean todo lo que ven en internet, y esto es apenas un ejemplo de cómo puede utilizarse la tecnología para crear realidades falsas.”

La Oficina de la Procuradora General de Florida obtuvo recientemente un acuerdo con Devumi Inc, Devumi, LLC, y su propietario, German Calas, h. para detener las prácticas engañosas de la compañía en las redes sociales. La investigación descubrió imputaciones de que Devumi se promocionaba como especialista en mercadeo en redes sociales y prometía generar tráfico de personas naturales. En cambio, la compañía vendía tráfico automático de bots provenientes de cuentas artificiales en redes sociales.

Estas cuentas falsas permitían a los influencers de redes sociales incrementar artificialmente los seguidores y engañar a los consumidores, al crear la percepción de que los productos o personas en línea tenían un seguimiento o una promoción más intensos y más activos en las redes sociales. Los bots estaban diseñados para dar la apariencia de que personas reales estaban expresando opiniones, compartiendo información o, de alguna otra forma, participando en la actividad de las redes sociales.

Como parte del acuerdo, se les prohíbe a Devumi Inc, Devumi, LLC, y Calas, h.:

- Comprar, orientar, controlar o gestionar cuentas de redes sociales usando la información personal de personas naturales, independientemente de si las cuentas en redes sociales provienen de Devumi, de Calas, h. o de terceros;
- Utilizar la información personal de personas naturales sin el consentimiento expreso y escrito de esas personas para generar productos o servicios;
- Recolectar información personal de personas naturales sin el consentimiento expreso y escrito de ellas, independientemente de si esa información está disponible para el público;
- Publicitar, vender u ofrecer para la venta productos o servicios de personas naturales cuando los productos o servicios provienen de bots;
- Hacer declaraciones falsas respecto de individuos, productos o servicios o promocionar de forma fraudulenta;
- Proveer servicios pagos de promoción sin dar información clara y destacada de que el receptor dio una compensación a cambio a Devumi o Calas, h.
- Hacer una representación mientras se provee servicios pagos de promoción que llevarían a un consumidor que actúa de forma razonable a creer que las cuentas de redes sociales que ofrecen la promoción pertenecen o son operadas por personas naturales cuando, de hecho, esas cuentas son bots; y
- Hacer declaraciones falsas de que los productos o servicios de Devumi o Calas, h. están aprobados por la plataforma de la red social y no presentan riesgos.

Asimismo, se les exige a Devumi y Calas, h. pagar $50,000 en concepto de honorarios y costos por la investigación a la Oficina de la Procuradora General de Florida.