Attorney General Pam Bondi News Release
October 1, 2013
Media Contact: Jenn Meale
Phone: (850) 245-0150

Print Icon Print Version

Florida inicia acción judicial histórica contra Georgia en disputa para salvar la bahía Apalachicola

El gobernador Rick Scott y la procuradora general Pam Bondi anunciaron hoy que el estado de Florida ha iniciado una acción judicial contra Georgia para detener su consumo de agua, creciente y desenfrenado, que continúa perjudicando a las familias del noroeste de Florida.

El gobernador Rick Scott dijo: “Georgia se ha negado a compartir de manera justa las aguas que fluyen entre nuestros dos estados de modo que, para detener el consumo ilimitado de agua de Georgia, hemos llevado la cuestión ante la Corte Suprema de EE. UU. El consumo excesivo de agua de Georgia amenaza la existencia de la bahía de Apalachicola y el desarrollo económico futuro de la región. Las generaciones de familias de Florida han dependido de estas aguas para su subsistencia, pero ahora se arriesgan a perder su forma de vida si no se detienen las acciones de Georgia. Estamos luchando por el futuro de la bahía de Apalachicola y sus familias por medio de esta histórica acción judicial. Después de 20 años de negociaciones fallidas con Georgia, esta es nuestra única salida para asegurar el futuro económico del noroeste de Florida.

La procuradora general Pam Bondi dijo: "Estoy orgullosa de acompañar al gobernador Scott en esta lucha para proteger la parte equitativa de agua que corresponde a Florida del consumo excesivo de Georgia, que está devastando el ecosistema de la bahía Apalachicola”.

Tanto Florida como Alabama han solicitado reparación por el daño causado por la reducción de los caudales y el aumento del consumo de Georgia en las cuencas de los ríos Apalachicola-Chattahoochee-Flint (ACF) en los últimos 20 años por medio de querellas judiciales, sin ningún éxito. Florida propone ahora abordar directamente el problema: una Acción Original presentada ante la Corte Suprema de EEUU. solicitando una medida cautelar contra el consumo de agua ilimitado e insostenible de Georgia de las cuencas de los ríos Chattahoochee y Flint.

Los niveles de agua del río Apalachicola se han visto afectados por las extracciones en los ríos Chattahoochee y Flint en todas las épocas. La región de Metro-Atlanta obtiene agua principalmente del río Chattahoochee, con extracciones que llegan a los 360 millones de galones por día. Se espera que el consumo de Georgia duplique casi alrededor de 705 millones de galones por día para el año 2040, en la medida que la población de Atlanta y sus extracciones de agua crezcan sin límites. Ese consumo diario estimado representa el volumen anual aproximado de agua de toda la bahía de Apalachicola.

Los niveles históricamente bajos de agua ocasionados por el consumo excesivo de Georgia han provocado la muerte de ostras a causa de una mayor salinidad, aumento de enfermedades e invasión de depredadores en la bahía. Hasta hace poco tiempo, la bahía de Apalachicola representaba alrededor del 10 por ciento del suministro de ostras a la zona este de la nación. Sin embargo, la industria de las ostras en Apalachicola colapsó en 2012 tras años de disminución de caudales de agua dulce hacia la bahía, lo que impulsó al gobernador Scott a solicitar y obtener este año que el Departamento de Comercio de EE. UU. declarara la situación de desastre para el sector de la pesca comercial.

Para ver las preguntas frecuentes sobre la acción judicial, haga clic AQUÍ.