Boletin semanal del Procurador General
Volume 9 , Issue 83 • June 29, 2012

Fue con gran desilusión que el jueves a la mañana recibí la noticia de que la Corte Suprema de EE. UU. había ratificado la Ley de Atención Médica Asequible.

Hace dos años, el Congreso sancionó la ley de atención médica que, entre otras cosas, exigía que cada persona comprara un producto simplemente por el hecho de estar viva. De inmediato, Florida presentó una demanda en la que sostenía que la Ley constituía un exceso de autoridad por parte del gobierno federal. Finalmente, se incorporaron a la demanda más de la mitad de los estados.

Si bien la Corte ratificó la ley, su fallo reivindica con claridad nuestros argumentos básicos. Al escribir la opinión por la mayoría, el Presidente de la Corte, John Roberts, declaró que, de acuerdo con la cláusula sobre comercio interestatal de la Constitución, el gobierno federal no tiene autoridad para exigir que el pueblo compre un seguro médico. Más adelante escribe que la ley es constitucional solo de conformidad con la facultad del gobierno de imponer un impuesto a quienes decidan no comprar un seguro. También prevalecimos en nuestro reclamo de que el Congreso no puede forzar a los estados a aceptar la expansión del programa Medicaid que les resulta enorme e imposible de asumir.

Lo que nos queda es una ley de atención médica que no es más que un impuesto de $4 mil millones sobre el pueblo estadounidense, la mayoría de clase media, y que destruye puestos de trabajo, aumenta el déficit y ahoga nuestro sistema de atención de la salud en un mar de burocracia y reglamentaciones. Y por lo que sabemos a partir de la opinión de la Corte, se vendió la ley al pueblo estadounidense sobre la base de afirmaciones falsas de que el mandato individual no es un impuesto.

La batalla por la Ley de Atención Médica Asequible no ha terminado.

El pueblo estadounidense, que ahora sabe la verdad sobre la ley de atención de la salud, tendrá la última opinión.

En las noticias

Sunshine State News - Pam Bondi: Obamacare Backers Disguised $4 Billion Tax
WPEC -
Statewide pill mill bust
WTXL -
Nurse arrested at state mental hospital for abuse

La protección de los floridanos

Esta semana mi Oficina del Fiscal Estatal y las Divisiones de Fraudes a Medicaid y de Fraudes Civiles trabajaron en relación estrecha con la Administración de Control de Drogas para la clausura de más puntos de expendio ilícito de medicamentos recetados en Florida.

La operación, llamada "Operation Pill Street Blues", culminó con el arresto de siete médicos y siete propietarios de centros, incluido uno que era bombero, a quienes se acusó de violaciones a las leyes estatales de asociación ilícita.

Los siete médicos fueron responsables de despachar más de dos millones de comprimidos de oxicodona en el período de un año.

El costo del abuso y del tráfico de medicamentos recetados es la vida de las personas. Mueren siete floridanos por día como consecuencia del abuso de estos medicamentos.