Avisos Para el Consumidor Hispano
Como Protegerse Contra “Phishing”

Phishing” es el término utilizado por los timadores de la Internet, los cuales imitan a compañías legitimas por vía del correo electrónico para inducir a las personas a que les provean su nombre de usuario, su contraseña, información sobre sus cuentas, y/o números de sus tarjetas de crédito. El truco más común es copiar una página legítima de la red de compañías conocidas y diseñar una pagina casi idéntica que parece ser parte del sitio Web original.

No Permita que lo Engañen con una treta de “Phishing”

Los timadores de la Internet buscando información financiera tienen una nueva manera para atraer a victimas inocentes: Ellos van “Phishing.” “Phishing” es una treta de alta tecnología que utiliza el correo electrónico para engañar a los consumidores y lograr que estos les den la información sobre sus tarjetas de crédito, cuentas bancarias, numero de Seguro Social, contraseñas y otra información personal.

De acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC), los correos electrónicos pretenden ser de negocios con los que las victimas en potencia mantienen relaciones comerciales. Estos incluyen a los proveedores de servicios de la Internet (ISP), a los servicios de pagos en línea, y/o a bancos. A través del correo electrónico les piden a los supuestos clientes que ellos necesitan actualizar o validar la información de sus cuentas para mantener las mismas activas, y los dirigen a un sitio Web muy similar al del negocio legítimo, haciendo creer al consumidor que están contestando a una petición legítima.

Sin saber, los consumidores envían la información financiera solicitada, pero no a los negocios, sino a los timadores, los cuales utilizan esta información para ordenar productos y servicios, y obtener crédito. Otros crímenes relacionados incluyen el fraude o robo de tarjetas de crédito, o el robo de identidad.

Hay varios pasos que se pueden tomar para asegurarse de no ser victima de estos timos:

1. Si usted recibe un correo electrónico avisándole que si usted no les reconfirma su dirección inmediatamente su cuenta será cerrada, no lo conteste ni abra el enlace en ese correo. Comuníquese telefónicamente con la compañía que supuestamente le envió el mensaje a un teléfono que usted sepa es correcto (debe aparecer en el estado de cuenta que usted recibe) e infórmeles de lo que le ocurrió.
2. Evite enviar información personal o financiera a través de la Internet.
3. Revise sus estados de cuentas tanto comerciales como bancarias tan pronto los reciba para determinar si hay algún cargo sospechoso.
4. Si no recibe sus estados de cuenta a tiempo, espere uno o dos días y comuníquese con las compañías para reconfirmar su dirección y los saldos al cierre del mes.
5. Comuníquese con su banco o compañías de tarjetas de crédito si usted cree que ha respondido a algún correo electrónico fraudulento con información personal o financiera, e infórmeselos.
6. Reporte cualquier actividad sospechosa a la Comisión Federal de Comercio (FTC). Envié copia del correo a uce@ftc.gov. Si usted cree que ha sido timado, presente su queja en www.ftc.gov, y también visite el Sitio Web sobre el Robo de Identidad que mantiene el Procurador Estatal al http://myfloridalegal.com/identitytheft donde hay información de cómo protegerse del robo de la identidad.